Finanzas para niños

Hay que inculcar a nuestros hijos hábitos financieros saludables lo antes posible. Así aprenderá a gestionar su dinero de forma adecuada y a mantener una relación positiva con su cartera.

A continuación te mencionare algunas actividades que puedes llevar a cabo para ayudar a tu hijo a mantener una buena situación financiera:

  • Dar ejemplo. 

Demuestra a tu hijo cómo ahorra. Además, siempre que compres algo para lo que has trabajado o ahorrado mucho, descríbele el tiempo que te ha costado conseguirlo. Así entenderá mejor el valor del dinero y aprenderá a gastarlo con más prudencia.

  • Crea una cuenta de ahorro para tus hijos. 

En los bancos hay cuentas hechas específicamente para los más pequeños de la casa. Comprueba que el banco no cobra gestión de cuentas o comisiones por sus servicios, ya que esto hará que los ahorros del niño disminuyan en lugar de aumentar, y esto será una experiencia negativa para tu hijo. Algunos bancos no cobran comisiones por estos servicios. Puedes abrir una cuenta de ahorro infantil en uno de ellos y hablar con tu hijo sobre lo que hará con el dinero una vez que alcance una cantidad determinada. Anímale a ahorrar más dinero y a reducir sus gastos. Enseña a los niños a examinar los extractos de sus cuentas y a comparar su saldo con sus propios cálculos si tienen la edad suficiente (de 9 a 12 años).

  • Enséñale a tu hijo a ahorrar e invertir. 

En casa, puedes establecer un sistema en el que tu hijo te proporcione una parte de su dinero. Si esperan una semana, les devolverás toda la suma más una bonificación. Aunque no lo hagan bien en un banco, con este ejercicio aprenderán que esperar antes de gastar el dinero puede reportar un mayor rendimiento.